Heidi Carter, una mujer de de 36 años y residente de Evansville, Indiana, se enfrenta a cargos de asesinato y violación, después de que un trío sexual que organizó se volviera violento.  

De acuerdo a la información publicada por el New York Post, Heidi contactó a una pareja a través de una aplicación de citas, pero no le dijo nada a su novio Carey Hammond de sus intenciones. Todo se complicó cuando el hombre llegó a su casa y encontró el trío sexual. 

Hammond se enfureció de tal manera que tomó un bate de béisbol y comenzó a golpear a Timothy Scott Ivy, de 50 años. Luego, junto a Heidi, ataron a la pareja "invitada" a una silla con cinta adhesiva y abusaron sexualmente de ellos durante horas.  

Las víctimas fatales del trío sexual

Desafortunadamente la situación no terminó allí, el reporte de las autoridades detalla que Hammond tomó un cinturón y asfixió a Timothy Scott Ivy.  

La policial llegó al lugar de los hechos gracias a la denuncia de una mujer que fue a la casa a limpiar y observó lo que pensó era un cadáver debajo de unas sábanas y almohadas. En ese momento, Hammond salió del lugar  con un objeto en la mano y fue abatido ya que pensaban que se trataba de arma.  

Lo que para Heidi Carter comenzó como un encuentro sexual terminó costándole su libertad. La mujer fue acusada de violación, asesinato, abuso de un cadáver, confinamiento criminal con un arma de fuego y cargos relacionados. Le fue negado el derecho a fianza.  

No era su casa 

En un giro más de esta historia, los policías informaron que la casa donde se dieron los hechos no pertenecía a Heidi o a su novio; era de un amigo de ella, quien quiso ayudarla dándole un lugar donde vivir porque se estaba quedando en un motel.  

Su amigo le había pedido que no invitara a nadie porque en la casa estaban sus dos hijos adolescentes. La sobreviviente al ataque fue hospitalizada y su identidad no ha sido revelada. 

(I)

Lea también 

TE RECOMENDAMOS