El capitán de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, Colombia, Fabián León Hernández, se dio cuenta que podía hacer algo por los niños que padecen cáncer escribiendo libros, tras pasar más de tres meses con su mamá en una clínica enferma de un linfoma cancerígeno, publica El Tiempo.

Durante ese tiempo se hizo amigo de los niños que convalecían allí y  posteriormente nació el libro “Detrás del último no hay nadie”. Todos los días escribía mientras cuidaba a su mamá y resumió, en 11 capítulos, los puntos más importantes que pueden ayudar a los pacientes en la lucha contra la enfermedad.

Foto: capitan_delcuento / Instagram

"Decidí contar la historia de ficción porque el mundo se ha vuelto muy afanado por la necesidad de querer siempre llegar primero. El título es una reflexión que invita a entender (…) que hay cosas especiales como la imaginación y el valor de resistir", explica el funcionario en Instagram, quien también es comunicador social.

La obra está diseñada para pequeños entre 6 y 14 años, “son crónicas que resaltan la resiliencia y la superación, el respeto por las diferencias y el valorar que todos somos distintos y que no hay que afanarnos por llegar a la meta”, explica el capitán quien también lleva libros a lugares donde no hay internet. (I)

TE RECOMENDAMOS