Un hombre de 71 años fue apresado por la policía de Aquisgrán, en Alemania, luego de que causar graves irritaciones en los ojos a unos corredores y una pareja de ciclistas. Según reseña el medio DW , el abuelo roció gas pimienta a las personas como medida de distanciamiento social por la pandemia del Covid-19.

El abuelo se defendió diciendo que las personas se le acercaron demasiado. La pareja de ciclistas logró controlar sus bicicletas eléctricas y con los ojos irritados por el ataque que sufrieron pudieron llamar a la policía.

Inmediatamente se acercó al lugar un patrullero a quien el atacante dijo que nadie respetaba el distanciamiento de 1,5 metros ante la pandemia y que la única forma de lograr que la gente se alejara de él fue mediante el uso de gas pimienta.

Actualmente el abuelo enfrenta cargos por agresión física e interferir el tránsito libre. Cabe destacar, que esta zona de Alemania es una de las más afectadas por la pandemia. (I)