“Hace cinco meses salí de un matrimonio en el que mi esposo me golpeaba. Cuando tomé esa decisión la gente me decía que hay peores problemas y que los debía superar, mientras que mi esposo justificaba sus maltratos culpándome”, contó Estefanía, de 26 años de edad, al recordar los problemas que tuvo que afrontar al poner un alto a su relación violenta.

Ella, además de superar las secuelas psicológicas y físicas de esos episodios difíciles, tuvo que lidiar con la revictimización. “Cuando uno sufre violencia, el culpable nunca asume los errores. Me llegué a sentir culpable, decía que yo le alce la voz y le ofendí y por eso él me golpeó”, comentó la joven, quien luego de reiterados maltratos durante cuatro años abandonó su casa y buscó refugio en su familia.

Para sanar y retomar su vida sin su agresor, Estefanía buscó ayuda en un psicólogo, quien le hizo ver que la violencia no tiene ninguna justificación y que podía salir adelante junto a su hija de 8 años.

Al igual que Estefanía, varias mujeres sufren revictimización, es decir nuevos daños por parte de otras personas a causa de la primera agresión.

Aunque esta problemática es frecuente, se habla muy poco en Ecuador y Latinoamérica e incluso no existen datos estadísticos de la cantidad de mujeres revictimizadas.

Myriam Pérez, cofundadora de la fundación especializada en derechos humanos Idea Dignidad, señala que, muchas veces, cuando la víctima sufre el primer daño y busca apoyo en el sistema de justicia, familiares o amistades, se encuentra con nuevos daños. “La víctima es juzgada, no se le cree, le dicen que seguramente ella provocó la violencia o es la víctima la que tiene que aportar todas las pruebas para justificar que ella no provocó la violencia… y al final le hacemos revivir el daño y le sumamos nuevas agresiones”, indicó Pérez.

La revictimización está más cerca de lo que se puede pensar y en medios que se utilizan a diario. Por ejemplo cuando las personas hacen comentarios negativos, tras las noticias de agresiones que se publican en redes sociales; o cuando el sistema de justicia tarda en los procesos.

Para acabar con la problemática, la especialista explica que primero se debe hablar del tema, detectar el problema, promover la empatía con la otra persona, crear normativas más específicas, que se realicen campañas de educación y prevención y que la justicia aplique los estándares internacionales de Derechos Humanos.

La revictimización es una de las principales razones por las que las víctimas no quieren denunciar y, mientras tanto los agresores continúan impunes y agrediendo a más víctimas.

Estadísticas de violencia hacia la mujer

En Ecuador, 6 de cada 10 mujeres son víctimas de violencia, ya sea psicológica, sexual, física o patrimonial.

Para generan conciencia social pública, prevenir y denunciar la violencia que se ejerce contra las mujeres en todo el mundo, cada 25 de noviembre se conmemora se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

En la mayoría de las 24 provincias del país, la violencia de género está sobre el 50 %, según estadísticas oficiales de la Encuesta de Relaciones Familiares y Violencia de Género contra las Mujeres, realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

Campaña contra la revictimización 

La revictimización generalmente aparece en medio de los procesos de denuncia e investigación de violencia de género y son ocasionados por operadores de justicia o autoridades, pero también por la sociedad, medios de comunicación, usuarios de redes sociales y el propio entorno de la víctima.

Para acabar con esta problemática, la Fundación Idea Dignidad en conjunto con Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) y la Cooperación Española lleva a cabo la campaña ‘Yo no normalizo’, iniciativa que pretende hablar de la revictimización y visibilizar la problemática que de a poco se naturaliza en la sociedad.

Desde la fundación también se brinda asesoría legal, acompañamiento psicosocial y educación en derechos. Para más información contactarse al correo: [email protected] o al Whatsapp: 0983092351.  (I)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS