Continental actúa como socio fundador y proveedor de los neumáticos de Extreme E, la serie de carreras para vehículos eléctricos que se fundó explícitamente para llamar la atención de los deportistas y, sobre todo, de los aficionados al automovilismo y cuidados medioambientales.

En un evento digital previo a la carrera Extreme E en Groenlandia, la marca ofreció una descripción general de su compromiso con la serie Extreme E, así como con los proyectos de sostenibilidad actuales del área de negocios Tires.

“Hemos estado invirtiendo en investigación y desarrollo durante muchos años para impulsar tecnologías innovadoras, materiales alternativos, sostenibles y procesos de producción respetuosos con el medio ambiente”, afirma Philipp von Hirschheydt, director de la unidad de negocio de neumáticos de sustitución de Continental. “Nuestra cooperación con Extreme E es además, una parte integral de nuestra estrategia para implementar la prioridad de la sostenibilidad a nuevos grupos objetivo”.

En su pilar de sostenibilidad, Continental persigue objetivos ambiciosos y aspira a convertirse en el fabricante más progresista de la industria de neumáticos para 2030. Los esfuerzos se centran en los temas estratégicos de acción climática, movilidad de bajas emisiones, economía circular y cadenas de suministro sostenibles, abarcando así todas las fases de la cadena de valor.

Por esta razón, la serie Extreme E es la alianza idónea para la marca, ya que incluye autos de carrera totalmente eléctricos sin excepción. En la competencia, solo se necesita agua y luz solar para cargar los vehículos.

La energía solar se almacena en forma de hidrógeno y luego se convierte nuevamente en electricidad durante la carga. “Extreme E contactó a Continental por primera vez en el otoño de 2018 en busca de un desarrollador de neumáticos experimentado y socio estratégico”, explica Philipp von Hirschheydt.

A través de la asociación, la compañía también demuestra sus capacidades tecnológicas en la carrera. Los modelos son SUV de carreras eléctrico de 1,78 toneladas con 550 caballos de fuerza. Después de pruebas exhaustivas, los desarrolladores de Continental eligieron el neumático todoterreno CrossContact como base y adaptaron el diseño para cumplir con los desafíos de Extreme E.

Dado que el neumático debe ofrecer el mismo rendimiento en todas las superficies bajo cualquier condición climática. “El período de desarrollo fue muy ajustado. Sin embargo, logramos manejar muchos procesos en paralelo que de otra manera se ejecutarían clásicamente uno tras otro. Todo el proceso de desarrollo fue una gran experiencia para todo el equipo”, dice Silva.

En el futuro, Continental enfoca sus esfuerzos para lograr una industria más sostenible y reducir el uso de caucho natural de los trópicos y producirlo lo más cerca posible de sus plantas de llantas. (PR)

Lea también: 

Grupo Continental y Aneta firmaron convenio por la educación vial del Ecuador

TE RECOMENDAMOS