La joven junto a sus padres, en una entrevista con Teleamazonas.

Un joven de 22 de años, aspirante a funcionaria del cuerpo de Bomberos de Quito denuncia que sufrió abuso sexual por parte de su instructor hace seis meses. Los padres de la víctima afirmaron que la chica también sufrió maltrato físico y psicológico. La institución, al tanto de una situación irregular, no colocó la denuncia en la Fiscalía, pero reubicó al presunto agresor en otra área.

"Mi hijita era como un conejito asustado en los brazos de su papá. Ella solo decía ‘papito no me dejes’. Uno no sabe qué hacer, qué decir… Uno solo abraza", es el desgarrador testimonio de la madre de la víctima a Teleamazonas.

La familia relata que la institución les habría pedido que no coloquen la denuncia ante la Fiscalía. "Nos garantizaban el respaldo, pero en el cuidado de lo que es físico, médico y psicológico, con la idea de que no hiciéramos una demanda", contó el papá de la aspirante.

Esteban Cárdenas, director de Bomberos de Quito, habló para las cámaras del medio citado. Explica que no colocó la denuncia ante las autoridades correspondientes, ya que en principio conocieron que se trató de un acoso sexual y no de una violación.

"Por la naturaleza y la forma en que es informado, este evento se pasa a salud mental. Y en el transcurso de la investigación van saliendo, obviamente, otro indicios que terminan en un informe presentado (…) Como institución en ningún momento (intentamos) impedir que los familiares puedan realizar las denuncias que quieran", sostuvo Cárdenas para Teleamazonas.

Sin embargo, la representante legal de la víctima expresa que la institución, desde el mismo instante que se supo la situación irregular, debieron acudir a los organismos judiciales. "Ellos al momento de conocer (el delito) debían poner enseguida una denuncia para que Fiscalía pueda realizar su investigación", dijo Johana Orbe, abogada de la aspirante a bombero.

El presunto agresor

El presunto agresor, funcionario de Bomberos Quito, se comunicó directamente con el medio citado. Expresó a través de una extensa carta, que por recomendación de su defensa legal, no se pronunciará por los señalamientos que lo acusan de violador, hasta que no haya una resolución. La misiva detalla que debido a que "se trata de un posible delito sexual", pretenden proteger la identidad de los involucrados.

 

(I)

Lea también

TE RECOMENDAMOS