Lograr tener el abdomen plano es la meta de muchas personas que entrenan todos los días y además siguen una dieta balanceada; sin embargo, marcar esos músculos del cuerpo no es tan fácil por lo que se puede recurrir a ciertos jugos y bebidas que ayudarán  alcanzar esa meta.

El jugo de tomate y limón se puede convertir en el mejor aliado para lograr ese deseado abdomen plano y es que entre sus componentes se encuentran las vitaminas C, E y A, esta última es perfecta para proteger el cuerpo de afecciones degenerativas, explica Gastrolab. Esta bebida también es un diurético natural que evitará la retención de líquidos además se le atribuye un efecto desintoxicante.

Foto: Pixabay/nataliaaggiato

En conjunto estos ingredientes ayudan a quemar grasas y reducir el abdomen y es recomendable que se consuma a primera horas de la mañana para que sus efectos sean aún más notorios, explica el portal de salud.

Cómo preparar el jugo de tomate y limón

En primer lugar necesitarás:

  • 2 tomates grandes.
  • 1 Limón.
  • Una pizca de sal.

Preparación: Comienza exprimiendo los limones y reserva. Luego en una licuadora agrega los tomates y el zumo de limón, mezcla hasta que se integren bien, procede a añadir la pizca de sal, esto hará que se potencien los sabores. Se recomienda tomar el jugo recién licuado para aprovechar sus nutrientes.

Foto: Freepik/8photo

Recomendamos acudir al médico para pedirle orientación sobre estos temas. De ningún modo este contenido reemplaza las recomendaciones ofrecidas por un profesional en el área de salud.

(I)

Lea también: 

 

TE RECOMENDAMOS