La modelo colombiana Elizabeth Loaiza compartió con sus más de dos millones de seguidores en Instagram los estragos que dejaron en su cuerpo los biopolímeros. Se trata de sustancias sintéticas como la silicona líquida o derivados de la parafina que al inyectarse en el cuerpo produce problemas inmunológicos, muerte de los tejidos y daños muchas veces irreparables.

Loaiza catalogó la sustancia como “veneno” y mostró los estragos que causaron los biopolímeros en sus glúteos. Tanto que tuvo que pasar de nuevo por quirófano para poder extraer los restos del implante y reveló que hasta el momento ha invertido más de 30 millones de pesos en el tratamiento. “Ponérselo es muy barato y quitarse es demasiado caro”.

La también reina de belleza explicó que “en realidad, lo que iba a ser algo para verse mejor terminó siendo una cirugía súper mal hecha. Me dio necrosis, se me murió la piel y esa piel hay que cortarla y botarla así que les estaré contando”, explicó y aseguró que tendrá que hacerse una reconstrucción en los glúteos “porque me sacaron mucha piel lastimada”.

Además, invitó a todas las mujeres a quererse tal y como son. “Debemos de dejar esos estereotipos de la mujer 60-90-60 y recordar que somos más que una cola. Valemos por lo que somos y no por lo que tenemos”, reflexionó y  reconoció que estuvo callada por miedo y pena, pero que ahora mostrará todo el avance de su proceso y luchará para evitar que estas sustancias se sigan aplicando. (E)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS