Este domingo 29 de agosto, las hermanas Poleth Méndes y Anaís Méndez consiguieron una medalla de oro y una de bronce, respectivamente, en la categoría de impulso de bala en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Poleth, de 25 años, estableció una marca de 14,39 metros y logró un récord mundial. Su marca hizo que se llevara la primera medalla de oro paralímpica, según informó el Ministerio del Deporte en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Anaís Méndes, de 21 años, consiguió una marca de 14,06 metros con la que se llevó el tercer puesto y consiguió la presea de bronce.

Anastasiia Mysnyk, deportista ucraniana se ubicó segunda en el podio, con 14,16 metros.

Revive la participación de ambas en el siguiente video:

 

Lea también:

 

TE RECOMENDAMOS