Agentes de tránsito dieron recomendaciones al motociclista. Foto: Captura.

Tres personas se trasladaban en una moto por las calles de Manta, dos de ellas (una mujer embarazada y un niño de 6 años) no portaban casco. Al percatarse de esto, tres agentes de tránsito detuvieron la marcha de la moto.

De inmediato, el motociclista explicó que su esposa tenía que acudir a una cita médica, pues está a punto de dar a luz.

En lugar de detenernos, los oficiales pagaron el taxi para que se traslade a la mujer y al niño a la casa de salud con seguridad.

El motociclista se disculpó por infringir la ley, al llevar a sus dos pasajeros sin casco, reseña El Diario de Manta. (I)