La reactivación de los centros de tolerancia y similares en Quito está sujeta a la aprobación del plan piloto que debe hacer la Secretaría de Salud. Sin embargo, los monitoreos de los espacios inscritos para el proceso inició con 31 establecimientos, de los cuales solo 28 clasificaron.

La cartera de la salud municipal explica que el retorno de estas actividades económicas pasará primero por un monitoreo con base en estudios y políticas públicas. Por lo tanto, hasta al fecha se reportan 15 centros visitados para verificar el cumplimento de observaciones y sugerencias efectuadas en inspecciones anteriores.

En consecuencia, el monitoreo ha evidenciado mejoras en cada uno de los establecimientos. Estas acciones la ejecutan la Secretaría de Salud, Intendencia General de Policía, Secretaría de Seguridad y la Agencia Metropolitana de Control (AMC).

Los 28 establecimientos se evalúan desde varios puntos, como seguridad, salud, inclusión social, condiciones higiénico sanitarias, y registros de cambio de menaje de cama. Los técnicos municipales que participan analizan 2 listas de cumplimiento:

  • Infraestructura del establecimiento y el contexto de su lugar de trabajo
  • Condiciones de la trabajadora sexual

Los planes deberán cumplir con todos los requisitos exigidos por el cabildo, si no se alcanzan no se habilitarán estas actividades, reseña el Municipio en un comunicado. Asimismo, los informes finales de cumplimiento se presentarán hasta el 5 de julio, fecha de la fase final de los planes pilotos en los centros de tolerancia. (I)