Comunidad

26 Dic 2020 11:54
Las restricciones cambiaron los planes de viajeros
La Terminal Terrestre de Cuenca lució con baja afluencia de viajeros por las restricciones.

Las personas que tenían planeado viajar por el feriado de Navidad tuvieron que cambiar de planes ante las medidas de restricción frente a la pandemia por el COVID-19. En las terminales terrestres de Ambato, Cuenca y Guayaquil  existió poca afluencia de viajeros, reseñó El Comercio.

Sindy Espinoza, vocera de la Fundación Terminal Terrestre de Guayaquil, señaló que en este feriado no existieron grandes tumultos como en años anteriores.

En la publicación se citó que las boleterías que tuvieron mayor demanda fueron las de cooperativas que tienen sus servicios hacia Santa Elena, Los Ríos y Manabí.

En Cuenca el panorama no fue diferente. Los buses de cinco empresas, que se unificaron para servir en la ruta Cuenca-Guayaquil, salían con hasta 10 pasajeros, cuando el aforo permitido es de 30.

De la misma forma, en Ambato, el transporte se desarrolló como en un día norma, dijo Cristian Lozano, inspector de la terminal. Los principales destinos fueron Esmeraldas, Quito, Guayaquil e Ibarra. (I)