Foto: cortesía El Diario.

Los vecinos de la parroquia Crucita siguen consternados por el doble homicidio de los esposos María Intriago Zambrano y Jonathan Palacios Pihuave. Ambos estaban en el frente de su local comercial, cuando un par de delincuentes se acercaron y sin mediar palabras dispararon en contra de ellos.

Según el reporte que publica El Diario, María Intriago murió en el sitio y Jonathan quedó herido, pero con signos vitales. Sin embargo, tras su traslado hacia una casa de salud, no se pudo recuperar del daño que le produjeron las balas.

Testigos citados por el portal mencionado indican que ambos delincuentes se trasladaban en una moto. Las fuertes detonaciones sobre las 19:30 horas, aproximadamente, alertaron a la comunidad. Posterior a los disparos se escuchó el sonido de una motocicleta huyendo a una elevada velocidad.

María y Jonathan tenían un cyber en la parroquia Crucita de Portoviejo, provincia de Manabí. Un equipo de funcionarios de la Dinased y Medicina Legal se presentó al sitio para realizar el levantamiento del cadáver de la mujer e iniciar las investigaciones.

Aunque todavía no hay un móvil oficial de las autoridades, los primeros indicios sugieren que se trató de una muerte por encargo. Sin embargo, la Policía debe avanzar en los análisis y entrevistas del proceso de investigación.

 

 

(I)

Lea también

TE RECOMENDAMOS