En octubre de 2018 la joven universitaria Verónica Silva, de 21 años, fue asesinada por su novio, Jahir B. y la mejor amiga de la víctima.  La ahorcaron, descuartizaron y metieron el cadáver en fundas negras que dejaron abandonadas en un callejón de Guasmo Sur, Guayaquil, cerca de la casa donde cometieron el crimen.

La noche del miércoles 22 de septiembre, casi tres años después, el Bloque de Búsqueda de la Policía Nacional lo capturó a él, luego de un trabajo de rastreo para dar con su paradero y evitar que se fugara de nuevo.

Jahir B. estaba trabajando, lavando autos, en el suburbio de Guayaquil, cuando fue confrontado por los agentes. Al principio intentó despistar a los policías dando datos falsos, pero al verse descubierto dijo su verdadera identidad. Este jueves 23 lo trasladaron a la Penitenciaría del Litoral, a la espera de juicio.

Un triángulo amoroso, asesinato y descuartizamiento

Por el macabro asesinato de la joven universitaria Verónica Silva (21 años), ocurrido el 3 de octubre de 2018, fue sentenciada a 34 años de prisión Kathleen Alexandra L., quien era amiga de Verónica y exnovia de Jahir B.

Kathleen Alexandra L. llamó al ECU 911 y se entregó en octubre de 2018. Foto: El Universo (Archivo)

Jahir logró escapar luego que la asesina se entregara y confesara el mismo 3 de octubre de 2018, cómo la mataron.  Al principio asumió toda la culpa del horrendo crimen, pero luego involucró al exnovio, reseñó El Universo.

Foto: El Universo (Archivo)

Según contó Khatleen, a Verónica la mataron por celos, porque "habría empezando a verse a solas con Jahir, lo que no era parte del supuesto acuerdo que tenían los tres", publica El Universo.  La sentenciada aseguró que Jahir la prostituía.

La Policía Nacional difundió este jueves la foto del capturado, Jahir B. (I)

Lea también

TE RECOMENDAMOS