Las fuertes lluvias en el cantón y las inundaciones que se registraron en los recientes días generaron una alerta en las autoridades de Cuenca. Algunas parroquias como Tarqui, sufren el corte del suministro de agua potable, por lo tanto, los bomberos de la ciudad atienden la eventualidad.

A través de tres piscinas, en las que se bombea agua potable desde las tuberías de la estación de Bomberos de Cuenca, los efectivos colocan a disposición de las comunidades el vital líquido. «Camiones de varias instituciones colaboran con la entrega de agua a los sectores afectados por las inundaciones en Tarqui», informaron los rescatistas en su cuenta de Twitter.

Asimismo, informan a la población de las zonas en las que no hayan camiones entregando agua, que pueden llegar a buscar en la misma estación. «Quienes deseen, pueden acercarse a nuestra estación en Chauyallacu para la entrega de agua», detallaron los Bomberos de Cuenca.

 

(I)