Desde el 10 de agosto los ciudadanos tienen noventa días hábiles para acogerse a la remisión de multas de tránsito. Este servicio está disponible para aquellos que tienen citaciones acumuladas o que no han podido ser canceladas debido a la pandemia de la covid-19.

La norma entró en vigencia como un ajuste a la Ley de Tránsito y solo se aplicará si se ha cumplido con el pago del 100 % del valor principal. "Por ejemplo, si una persona tenía una multa de tránsito de 180 dólares y recargos adicionales de 10,80 dólares, por no cancelar a tiempo, durante estos días únicamente pagará los 180 dólares iniciales", dijo en un comunicado la Agencia Nacional de Tránsito (ANT). 

Además si el ciudadano no puede pagar ese monto, la ANT otorgará facilidades de pago hasta por un año y sin intereses. También, cuando no se pague a tiempo una multa esta no generará el 2 % mensual por recargos. "En el sistema únicamente se reflejará el valor inicial."

"Sabemos que son tiempos difíciles, es por eso que hoy nos damos la mano", dijo Adrián Castro, director ejecutivo de la ANT. Con la reforma se crearon beneficios por pronto pago. Ahora quienes cancelen las multas dentro del término de 20 días contados desde la notificación, obtendrán el 50 % de reducción del monto de la multa respectiva. (I)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS