China inicia con éxito su estrategia de desarrollar un cohete reutilizable a largo plazo con el lanzamiento esta semana de un lanzador llamado Larga Marcha 8, desde el centro de Wenchang, en la isla Hainan. El aparato puso en órbitas predeterminadas a cinco satélites, publica AFP.

Esta nueva operación pone en evidencia los planes de la potencia asiática de lanzarse a la conquista definitiva del espacio completando este año tres misiones exitosas.  Comenzaron en julio con el envío a Marte de una sonda que llegará en 2021.

El 16 de diciembre aterrizó la sonda Chang’e 5, que trajo muestras del suelo lunar por primera vez luego de 44 años. Ahora completa su cronograma espacial del año con la prueba del prototipo del cohete reutilizable Larga Marcha 8. Este busca reducir los costos de lanzamiento y darle viabilidad comercial.

"El cohete usado en este lanzamiento no se volverá a usar”, aclara a AFP Chen Lan, especializado en el programa espacial chino. Lan reveló que ya está en construcción la versión reutilizable, similar al cohete Falcon 9 del programa estadounidense SpaceX, la cual estará lista en unos años. El lanzador puede transportar cargas útiles de hasta 4,5 toneladas en órbitas heliosincronizada. (I)

TE RECOMENDAMOS