Unos influencers en Colombia han causado indignación por engañar a adultos mayores dándoles de comer helados de jabón de tocador. Dos hombres y una mujer se encargaron de preparar los jabones de barra para que parecieran helados de palo. Uno de los influencer es conocido como Jay Tomy.

El proceso de elaboración y entrega a las personas quedó registrado en videos que compartieron en las redes sociales, publicó el diario El Tiempo.

Los jóvenes compraron barras de jabón en un supermercado, las prepararon con chocolate y las colocaron en un recipiente para salir a "regalar helados" a adultos mayores y niños. Argumentaban a las personas que eran unos jóvenes emprendedores.

Luego grabaron las reacciones al probar el "helado" y se burlaban. Lo más grave es el riesgo de intoxicación al que estuvieron expuestas las víctimas, entre las que habían niños.

Por este caso la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía y la Policía Metropolitana de Cartagena están tras la pista de los "bromistas". La Fiscalía anunció en su cuenta Twitter, que "adelanta actos urgentes para identificar a los implicados".

Uno de los influencer está identificado como Jay Tomy. En principio, en redes sociales circuló un tuit donde se defendió a través de un video.

Disculpas del influencer

Este 26 de noviembre, en su cuenta en Instagram, donde tiene más de 75 mil seguidores, publicó un comunicado de prensa. Expresó disculpas y reconoció que "a partir de una profunda reflexión" ha notado que existe una estrecha línea "entre lo que puede ser percibido como una broma y aquello que puede ser percibido como una acción que atente contra las personas".

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jay Tomy (@jaytomy_)

Las reacciones de los seguidores fueron críticas. "Pide disculpas y en un año (o menos) va a estar en las mismas; ¿en dónde quedó lo que le enseñaron en la charla pedagógica del año pasado cuando lo capturaron?", comentaron en su publicación.

Otro de los influencers se entregó voluntariamente en una comisaria de Cartagena.

Por la broma, el resto de los influencers siguen siendo buscados y pueden recibir sanciones más severas que las anteriores. Jay Tomas ya había sido detenido hace un año por bromas similares. (I)

TE RECOMENDAMOS