Noticias

18 Feb 2021 13:19
En Ecuador se fabrican colchones con fibras extraídas del plástico de los océanos

Cada año, 12 millones de toneladas de desechos plásticos son arrojadas a los océanos, 500 mil millones de fundas plásticas de un solo uso son utilizadas por miles de compradores. Cada minuto, un millón de botellas plásticas se venden el cualquier lugar del mundo. Incluso en este mismo momento, 4,6 mil millones de toneladas de plástico se encuentran en algún vertedero, o dispersadas en el ambiente.

¿Es posible cambiar esta realidad? Para buscar respuestas a esa pregunta se creó la Iniciativa Seaqual, una comunidad global que agrupa a individuos, organizaciones y empresas, que impulsa la limpieza de los océanos y genera consciencia respecto de la necesidad de océanos libres de plásticos.

Una de esas industrias es Chaide, la cual, además de liderar la fabricación de colchones en Ecuador y ser una empresa certificada Carbono Neutro, es la primera en su sector en implementar una tecnología sustentable para la fabricación de colchones. ¿Cómo funciona? Consiste en elaborar un colchón producido con fibras de alta calidad fabricadas con plástico
reciclado del océano. Seaqual retira el plástico de los océanos y lo transforma en telas, que luego son utilizadas en productos terminados. En el caso de Chaide, la compañía adquiere la tela para  fabricar su más reciente producto denominado Restonic Seaqual, por estar certificado por Seaqual Lab como un producto manufacturado a partir de plástico marino reciclado, con trazabilidad y certificación de materiales.

Los colchones, en su mayoría, se fabrican a partir de fibras textiles de origen vegetal, como algodón y cáñamo, de origen sintético, como poliéster y nylon. La diferencia al utilizar tecnología Seaqual es que las fibras provienen de plástico extraído de los océanos, sin hacer uso de un recurso natural adicional sino de desperdicios, aportando a la limpieza y conservación del planeta.

Chaide entiende que la sustentabilidad debe reflejarse en acciones prácticas, y es una actividad que se desarrolla en conjunto con el consumidor. Su visión de innovación y sostenibilidad llevaron a la compañía a emprender este nuevo proyecto, que se materializa con la fabricación del producto Restonic Seaqual.

“Las empresas tenemos un rol económico, generamos productos que mejoran nuestra calidad de vida, lo hacemos a través del trabajo de las personas y el uso de tecnología. Al mismo tiempo debemos asegurar la sostenibilidad de los procesos ambientales a largo plazo” Raúl Estévez, Gerente de Innovación y Ventas de Chaide.

El compromiso con el medio ambiente de Chaide está presente en todas sus operaciónes y la búsqueda de un equilibrio entre la producción del presente y la sostenibilidad del futuro forma parte de su ADN.

La iniciativa Seaqual se une a otros proyectos emblemáticos que Chaide lleva a cabo con voluntarios de la compañía, sus familias y algunas fundaciones, participando con acciones masivas de reforestación, ecolección de plásticos y protección del medio ambiente.

Una muestra de ello son dos acciones concretas:

  • En 2017, Chaide inició un trabajo conjunto con la Fundación Scout para la reforestación de las faldas del volcán Atacazo, que había sido afectado por un incendio. 150 colaboradores se organizaron como voluntarios y, como resultado, se han sembrado en 6.000 plantas en un trabajo que ha durado 3 años.
  •  En 2020, los voluntarios de Chaide, junto a Scouts del Ecuador, realizaron la limpieza de playas (Playas de Villamil en la provincia de Guayas, y también en la provincia de Santa Elena) logrando recolectar 7 volquetas de basura de 8 metros cúbicos cada una.
  • Además, en 2020 Chaide realizó una alianza público privada para impulsar la conservación de 1.082 hectáreas de bosque en la Amazonía, en el Área Ecológica de Conservación Municipal de Tinajillas Río Gualaceño, en la provincia de Morona Santiago.

Es así como Chaide reafirma su compromiso con la sostenibilidad en su operación diaria, protegiendo los recursos naturales actuales para asegurar que las futuras generaciones tengan acceso a ellos, involucrando a colaboradores y consumidores, e incentivado a toda la cadena de producción para un manejo industrial sustentable. (PR)