La ola de delincuencia que atraviesa Ecuador tocó al fútbol durante la jornada de este jueves 21 de octubre. El árbitro Diego Lara, designado por LigaPro para dirigir el encuentro entre 9 de Octubre y Orense del próximo sábado, recibió una amenaza de muerte en su propia casa.

En una de las ventanas de la vivienda de Diego Lara, dejaron un paquete de plástico con una hoja en el interior y un par de balas de plomo. En el papel estaba escrita una amenaza contra la familia del juez central y el mismo estaba firmado por "La Hinchada", presuntamente del equipo 9 de Octubre.

Fotos cortesía @gisellabuendia.
Fotos cortesía @gisellabuendia.

Diego Lara acudió a las autoridades policiales, quienes se acercaron hasta el domicilio del árbitro, retiraron el paquete y tomaron la denuncia. El hecho contó con el repudio de diferentes organizaciones deportivas que integran la familia del fútbol nacional.

LigaPro y la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) emitieron un comunicado en conjunto rechazando este hecho delictivo. "Debemos unir esfuerzos para que el fútbol ecuatoriano no se empañe con amedrentamientos que atenten contra la seguridad de todos sus componentes", escribieron.

 

Las instituciones protagonistas del partido que Diego Lara va a dirigir el sábado, 9 de Octubre y Orense, todavía no realizaron ningún tipo de pronunciamientos.

El equipo 9 de Octubre había solicitado previamente un cambio de árbitro alegando una "expulsión injusta" de un futbolista por parte de Diego Lara, en un encuentro de la fecha 9 de la primera ronda.

 

Diego Lara, en el centro, durante un encuentro de LigaPro. Foto: cortesía de El Universo.

(D)

Lea también

TE RECOMENDAMOS