El arzobispo de Guayaquil, Luis Cabrera sobrevoló en un helicóptero con la cruz. Foto: captura de pantalla.

La misa de los fieles difuntos, al igual que otras celebraciones religiosas, fue diferente este año debido a la pandemia del COVID-19, reseñó El Universo.

Con un aforo virtual, la ceremonia se transmitió a través de un Live en la cuenta de Facebook de la Arquidiócesis de Guayaquil.

Monseñor Luis Cabrera, arzobispo del cantón y quien presidió la misa, conmemoró el rito especialmente a las personas que fallecieron durante esta época de pandemia.

“Cada uno de nosotros traigamos a nuestra memoria los nombres con quienes compartimos. Familiares, amigos, compañeros, conocidos y oremos por ellos” proclamó.

Cabrera llamó a que este sea un tiempo de reflexión, en el que el pueblo pueda comenzar a valorar la existencia y use la fe y la palabra de Dios como una guía.

Además, animó a recordar a los fallecidos con afecto, gratitud y aprecio; y a orar por ellos para que gocen de la gloria y bondad del Señor.

“En el recuerdo siempre hay cariño. Es una expresión del amor, mientras que el olvido sería lo más terrible que le puede pasar a una persona. Pasamos de la muerte a la vida si amamos” señaló.

Después de la misa el arzobispo realizó un sobrevuelo por toda la ciudad, evento que también fue transmitido por las redes sociales.

Ahí se veía al religioso sostener la cruz de Jesús mientras el helicóptero atravesaba varios sectores de Guayaquil, similar a como se dio el sobrevuelo de Semana Santa, en abril, ante la restricción de movilidad y prohibición de eventos masivos.

Hospitales como el Roberto Gilbert, la maternidad Paulson y más también fueron bendecidos desde lo alto.

Los feligreses participaron en con sus comentarios en el Live; entre los cuales destacaron muchos agradecimientos y encomiendas a Dios para mejorar la situación.

Para mañana la Iglesia católica de Guayaquil tiene planeado celebrar una misa por los niños no nacidos, en el marco de la conmemoración de Todos los Fieles Difuntos.

El evento se dará a las 11:00 en el Panteón Metropolitano, ubicado en el km 8 de la vía Perimetral y Av. del Bombero, y según comunicó la Arquidiócesis, contará con un estricto control y respeto de los protocolos de bioseguridad..

Adicionalmente se dará sepultura a los restos de 11 bebés que fallecieron antes de nacer y otros poco después de su nacimiento.

Las personas que no puedan asistir físicamente a la ceremonia, podrán escucharla por Radio Santiago 540 AM y Radio María 88.1 FM. (I)

TE RECOMENDAMOS