Fernando Pacha recorría la calle Seis de Marzo con una hoja impresa en la que se podía apreciar la imagen a color de un Woody, el famoso vaquero protagonista de Toy Story, filme cuya cuarta entrega se estrenó a mediados de este año a nivel internacional.

La imagen no era más que la representación del encargo que le había hecho uno de sus nietos antes de salir de Quito hacia la urbe porteña. “Como supo que vendría me dijo que le comprara de una vez el año viejo porque él lo quería así (como la imagen) y allá (en la capital) no son como aquí”, expresa el hombre de 70 años, mientras trataba de encontrar el personaje animado tal como lucía en la imagen. “No puedo llevarle otra forma, ya hasta la foto nos manda. Él mismo escogió cuál quería”, añadió.

En uno de los talleres encontró el personaje, sin embargo la posición de la figura era distinta en una de sus manos. En el taller Solutions, creadores del monigote, le dieron la opción de personalizarlo hasta dejarlo como en la imagen. Misión cumplida para el abuelo chocho.

Carlos Olmedo, uno de los artesanos del taller, asegura que no es la primera personalización que hacen pues, más allá de dar forma a reconocidos personajes, trabajan bajo pedidos para garantizar ofrecer lo que desean los clientes. Dice esto mientras da una mano de pintura a una gran silla presidencial. El presidente de la República figura entre sus pedidos.

“La gente lo está pidiendo, nos pasan preguntando ¿no tienen al presidente? y entonces nosotros ya nos pusimos a trabajar. Creo que la gente está enojada y lo están pidiendo tanto”, indica. Nebot y Cynthia Viteri también están considerados.

Fuera de la política se puede encontrar a It, Hulk, Guasón, Chucky, Spiderman, Pikachu, Dumbo y más.

Datos:

  • El taller Solutions está ubicado en 6 de Marzo y Brasil.
  • Este año producirán entre 300 a 400 monigotes.
  • Tienen años viejos desde 60 centímetros, desde $ 25.
  • Los más grandes, de 2 metros, desde $ 150. (I)

TE RECOMENDAMOS