Justicia. Es lo que pide Lady, la madre del niño de 6 y la niña de 8 años, que fueron torturados y violados presuntamente por su padre y madrastra en Naranjal, provincia del Guayas. El caso, que sacudió al país, aún sigue sin resolverse y es que los responsables no han sido capturados.

La madre de los pequeños, de 23 años, llegó a Guayaquil desde la provincia de Esmeraldas para hacerse cargo de sus hijos. La pequeña se encuentra en una casa de acogida del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) y el niño, aún lucha por su vida y permanece recluido en un hospital infantil de Guayaquil, donde fue intervenido en ocho oportunidades para reconstruir parte de sus órganos luego de los golpes, quemaduras y abuso sexual que sufrió.

Lady, la madre de los niños pide que la dejen estar con sus hijos. Foto: Facebook/VA Televisión

Lady reveló que un tío del niño la localizó para contarle sobre el estado en el que se encontraban sus hijos, a quienes estuvo buscando por mucho tiempo pues aseguró que el padre de los niños se los había llevado lejos de ella. Contó que vivió cinco años con el sujeto que constantemente la agredía física y verbalmente. Fue en una de esas agresiones, cuando terminó en un hospital y el hombre aprovechó para llevarse a los niños.

"Nunca yo abandoné a mis hijos, yo tenía a mis hijos, ese hombre cogió y me pegó, me estropeó peor que a un animal y me mandó al hospital y ahí fue cuando él cogió y se trajo a los niños. Los busqué, fui a parar hasta Machala a una camaronera y él andaba de un lugar a otro y por eso es el motivo que nunca pude encontrar a mis hijos hasta el sol de hoy que cogen y me llaman para decirme cómo estaban mis hijos", declaró a VA Televisión.

La madre de los niños informó que solo el pequeño Kael, de 6 años, es hijo del hombre y que la niña recibió su apellido pero no es su hija biológica.

La mujer, rechazó que no se le permita acercarse a los niños. "Es la octava operación que el niño tuvo y no se sabe cuántas otras más el niño va a necesitar. A mí no me informan nada porque no me dejan ver a mis hijos, no me dan ninguna información. Estoy a pan y agua, es una desesperación en la que yo estoy, yo necesito ver a mis hijos pero no me dejan verlos", precisó.

Pide Justicia

La madre de los menores pide que los responsables paguen por la tortura que vivieron sus hijos y agregó que quiere es estar con los niños.

"Mi hijo se está debatiendo entre la vida y la muerte, yo les pido que se pongan la mano en el pecho son dos niños, ellos deberían estar jugando, deberían estar en la escuela, estar riendo. No es justo lo que les han hecho a ellos. No es justo, yo pido justicia que paguen, que paguen las personas que le hicieron esto a mis hijos, es lo único que yo pido".

El padre y la madrastra, los principales sospechosos, estarían prófugos, luego de que la justicia los dejara en libertad pese a que los menores fueron llevados a una casa de salud del cantón con evidentes signos de violación y tortura. La pareja sospechosa supuestamente escapó llevándose a sus otros cinco hijos.

(I)

TE RECOMENDAMOS