Alrededor de la escultura se creó una amplia jardinera. Foto: Cortesía

La escultura ‘Perro-gato’, de la artista quiteña Isabel Ullauri, busca concienciar a la comunidad sobre el respeto y protección de las mascotas.

La obra, que ya fue entregada oficialmente por el alcalde Jorge Yunda, se puede admirar en las avenidas Ajaví y Teniente Hugo Ortiz, al sur de la ciudad.

La escultura, en la que se conjugan las dos mascotas preferidas, el perro y el gato, se realizó con una estructura metálica, recubierta de cemento, se pintó sobre ella símbolos y dibujos en colores primarios, mide tres metros de alto por seis metros de ancho. (I)

TE RECOMENDAMOS