Después de dos años de haber implementado el programa de erradicación de roedores en Seymour Norte y Mosquera, la Dirección del Parque Nacional Galápagos dio a conocer que estos sitios se encuentran libres de los invasores. Foto: Ministerio de Ambiente.

Tras dos años de intensos trabajo, las islas Seymour Norte y Mosquera en Galápagos finalmente están libre de roedores.

Las tareas para erradicar a vertebrados invasores empezó en el 2019 como parte de una iniciativa entre la Dirección del Parque Nacional Galápagos del Ministerio del Ambiente y la Island Conservation. Al menos 30 guardaparques participaron de esta labor con equipos especiales, vestimenta de protección, drones y tecnología 3D que permitió eliminar a la rata negra (Rattus rattus) y la rata noruega (Rattus norvegicus) de ambas zonas.

Para ello también se instalaron 110 estaciones de control con cebo que no afecta a las especies endémicas.

"Galápagos, una vez más, es un referente en cuanto a la protección de este ecosistema de importancia mundial", dijo Danny Rueda, director del Parque Nacional Galápagos.

Como medida de prevención a largo plazo, se instaló una barrera de bioseguridad formada por 289 estaciones de cebos, con la finalidad de evitar una reinvasión de roedores provenientes de Santa Cruz o Baltra.

La eliminación de roedores permitirá recuperar el ecosistema; las plantas y animales endémicos y nativos podrán cumplir con sus procesos ecológicos. Esto permitirá además proteger el hábitat de la gaviota de lava, una de las especies más raras del mundo.

TE RECOMENDAMOS