Polonia – AFP

A fines de octubre en Polonia, cinco felinos fueron recuperados luego de haber realizado desde Italia un viaje en condiciones extremas que pretendía llevarlos hasta un zoológico en Rusia.

Los tigres fueron hallados hambrientos y muy debilitados, a bordo de un camión retenido en la frontera entre Polonia y Bielorrusia. Un décimo animal murió en dicho lugar.

Los tigres "estaban en muy mal estado, en condiciones realmente horribles, sin el cuidado necesario, los transportistas no tenían idea de lo que hacían, así que no hubieran podido ofrecer el cuidado necesario para ellos aunque lo intentasen", dijo Peter de Haan, portavoz de la asociación holandesa AAP (Animal Advocacy and Protection).

Los animales llegaron a un refugio el 2 de diciembre en España, en un centro de rescate de animales exóticos frecuentemente explotados y maltratados por los circos. El centro Primadomus, gestionado por la asociación AAP en Villena fueron los encargados de recibirlos.

"Estamos muy contentos de tener esta oportunidad" de acogerlos, dijo De Haan, "aunque lamentamos que este tipo de transporte de animales siga teniendo lugar en Europa".

Los dos camioneros italianos y el organizador ruso del viaje fueron acusados de maltrato animal, mientras que el veterinario de la aduana fronteriza por incumplir sus obligaciones.

El centro Primadonus alberga actualmente a 25 felinos, en su mayoría ex animales cirqueros. (I)

TE RECOMENDAMOS