Veronica Mantilla / Cuenca 

En el Parque de la Madre se colocó el primer desfibrilador automático externo (DEAS) este martes 29 de septiembre, en el marco del Día Mundial del Corazón. El DEAS es un dispositivo ligero y de fácil uso, que sirve para la reanimación cardiopulmonar.

El alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, manifestó que a través de esta implementación se pretende reducir el número de muertes súbitas cardíacas y conseguir salvar vidas, además de concienciar a la población sobre la muerte súbita cardíaca y la forma de prevenirla.

Para la dotación de los dispositivos, la Municipalidad de Cuenca, mediante el Consejo Cantonal de Salud, trabajó en conjunto con la Sociedad Ecuatoriana de Cardiología Núcleo del Azuay y la empresa Bayer.

Otto Koppel, representante de laboratorios Bayer, explicó que el dispositivo cuenta con sensores integrados que se encargan de analizar el ritmo cardíaco de la persona, así como determinar cuándo es necesario proceder a la desfibrilación y administrar la descarga a nivel de intensidad necesaria.

Próximamente se continuará con la distribución de dispositivos en el parque La Libertad, parque El Paraíso, avenida Primero de Mayo y El Arenal, entre otros puntos estratégicos de la ciudad, donde se realizan actividades deportivas y laborales.

Con la implementación de este programa, Cuenca pretende ser la primera ciudad del Ecuador en obtener la certificación como ciudad cardioprotegida por la Sociedad de Cardiología. (I)

TE RECOMENDAMOS