El Ministerio de Salud lleva un estudio que busca determinar el porcentaje de personas que han desarrollado anticuerpos, junto al Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Foto: Cortesía

Cinco meses después del inicio de la emergencia sanitaria por el COVID-19 en Ecuador, Pichincha, de la mano de Quito, es la provincia con más contagios. El martes superó a Guayas.

En un intento por detener el aumento de casos en la capital, se aplican más controles en siete parroquias desde hace 15 días, durante los fines de semana. Las autoridades del Gobierno y locales hicieron un análisis de que el toque de queda se inicie a las 19:00 y de la prohibición de venta de licor.

De acuerdo con el ECU-911, del 31 de julio al 3 de agosto y del 7 al 10 de agosto se redujeron las aglomeraciones el 7 % y el irrespeto al toque de queda 18 %. Aumentaron las fiestas clandestinas el 86 %, así como los escándalos en un 14 %; y el 7 %, los libadores.

“Hay de 40 a 60 camas disponibles. En UCI se aumentó de 61 a 162 camas”.

Juan Carlos Zevallos, ministro de Salud

Mientras, desde que se inició agosto, la atención en salud para tratar coronavirus está “bien estable”, según dijo el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, en una entrevista. El funcionario sostuvo que entre 4 y 6 camas de unidades de cuidados intensivos están siendo liberadas de forma permanente y hay de 40 a 60 camas disponibles para los casos de hospitalización. (I)