Noticias

11 Dic 2020 23:55
La escabrosa historia de Alfred Bourgeois, el décimo estadounidense ejecutado en 2020 por orden de Donald Trump
Imagen referencial

Este viernes 11 de diciembre se concretó la décima ejecución federal en Estados Unidos, por la decisión del presidente Donald Trump de seguir adelante con una serie de sentencias capitales antes de dejar el cargo, pese a una centenaria tradición de suspenderlas durante la transición, de acuerdo a una reseña de la AFP.

El ejecutado, Alfred Bourgeois, estaba en prisión por la violación y brutal asesinato de su hija de dos años, una acusación que negó hasta el día de su muerte. El acusado recibió una inyección letal en una prisión de Terre Haute, Indiana, un día después que otro condenado, Brandon Bernard, fuera ejecutado también en Terre Haute.

Autopsia revela causa de muerte de mujer durante cirugía estética, médicos aseguran no hay negligencia

Luego de una demanda por paternidad, Bourgeois, un exconductor de camión que ahora con 56 años, ejercía la custodia temporal de su hija. En el verano boreal de 2002 la llevó a un camino apartado, donde abusó de ella y le rompió el cráneo con el parabrisas en una escabrosa historia de violencia y abuso.

Estados Unidos suspendió las ejecuciones federales a partir de 2003, en particular debido a dudas sobre la legalidad de las drogas administradas a los condenados. Sin embargo, Trump suspendió esta moratoria en julio, a pesar de que los estados que todavía usan la pena capital han retrasado su aplicación debido a los peligros que representa para el personal penitenciario y los testigos por la pandemia de covid-19.  (I)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Attika (@iam_attika)