El iPhone cayó sobre un sembradío de soja. Foto: cortesía (referencial).

Sin un solo rasguño, así habría quedado un iPhone X después de caer desde aproximadamente 3.300 metros de altura, desde un avión. Un usuario de un foro dedicado a temas de aviación contó la sorprendente anécdota que ahora le da la vuelta al mundo entero.

Según reseña Gizmodo, el relato se puede leer en el foro Diamond Aviators. Un usuario llamado David (es todo lo que se sabe de esta persona), cuenta una extensa, pero fascinante historia de cómo hizo para recuperar su iPhone X. Además, tras la estrepitosa caída, aseguró que no tenía un solo rasguño.

¿Cómo sobrevivió el iPhone X?

De acuerdo con la anécdota, David viajaba piloteando una avioneta DA40 desde Colorado Springs, hasta Atlanta. Entonces, cuando transitaba la extensa ruta decidió tomar unas fotos de un espectáculo de nubes a su derecha. "Cuando abrí la ventana y apunté con la cámara a la nube, me encontré con una pequeña zona de turbulencias y mi mano derecha se acercó demasiado a la ventana abierta. Esto me arrebató el iPhone en una milésima de segundo", dijo David.

El iPhone X es un celular relativamente viejo y el usuario no le dio tanta importancia. Por lo tanto, decidió activar un equipo que tenía de repuesto; revisó la app Find My Apple y se encontró con una sorpresa: el viejo celular mostró señal de ubicación en el mapa, por una zona de Arkansas. Lo pensó por unos instantes y la curiosidad por conocer el estado en el que estaba el celular lo llevó a ir por él.

Viajó de vuelta en avión y auto, pues el acceso hacia la ubicación que dio la app no permitía la llegada de aeronaves, ya que era un sembradío de soja. Tardó horas en hallarlo hasta que lo recuperó, sin nada de batería, pero intacto en su carcasa, gracias a la funda. Lo llevó hacia la fuente de energía más cercana y para su sorpresa, y la de todos, el smartphone funcionó perfectamente.

(I)

Lea también

TE RECOMENDAMOS