Así como ocurrió con Martha Sepúlveda, la colombiana a quien le cancelaron su proceso de eutanasia debido a que no cumplía con el perfil exigido, ahora le toca al también colombiano Víctor Escobar. Se tenía previsto que le realizaran el proceso de muerte digna para una fecha que se iba a decidir pronto entre el paciente y Coomeva EPS. Así lo había dictaminado el juez 17 del circuito de Cali. Pero ya no podrá ser, al menos por ahora.

Fue la propia Coomeva EPS, la empresa aseguradora de Víctor, la que impugnó el fallo del tribunal que, según Luis Carlos Giraldo, abogado del paciente, se trata de una decisión que solo pretende dilatar el proceso al que quiere someterse Víctor. Para el abogado no tiene ningún sentido que se vaya en contra de la Corte Constitucional cuando su defendido ya está en la lista para acceder a la eutanasia, como dijo él mismo en un video que publicó en Twitter.

De hecho, asegura que Víctor y su familia habían decidido que la fecha prevista para someterse al procedimiento era el próximo 29 de octubre. Nada más estaban esperando a que el comité científico la autorizara. Pero ni siquiera se ha manifestado, haciendo caso omiso a la orden del juez. El abogado no descansará hasta que se lleve a cabo el proceso al que su cliente decidió someterse. Irá a todas las instancias posibles para lograr que Víctor se vaya de este plano de manera digna.

Su caso, es parecido a la ya mencionada Martha Sepúlveda, quien tampoco pudo acceder a su eutanasia. Fue el Instituto Colombiano del Dolor el que decidió que ella no reunía el perfil adecuado para el procedimiento. Sin embargo, Martha, sufre sobremanera con su problema de salud. Fue diagnosticada con Esclerosis Lateral Amiotrófica hace tres años. Por eso estuvo feliz cuando le aseguraron que se iría en paz y el mundo se le vino encima cuando se canceló su proceso.

Un sufrimiento similar lo vive Víctor. En su caso, padece de Epoc pulmonar crónico, una enfermedad que le obstruye el flujo de aire. Aunada a otras patologías que le han impedido tener calidad de vida y que todos los días se agravan más. Por eso, a través de Twitter, le rogó a Coomeva y a la clínica Imbanaco, donde iba a ser el procedimiento, que respetaran su decisión y que lo ayudaran a poner fin a su dolor.(I)

Leer también

TE RECOMENDAMOS