Entretenimiento

25 Feb 2021 20:00
Carros de lujo, aventuras amorosas, accidentes de tránsito y una casa a su madre, Servando y Florentino Primera destapan varios de sus secretos
Archivo

Mercedes, Camaro, Porsche, Viper… La lista de carros lujosos que pasaron por la vida de los hermanos Servando y Florentino Primera, es tan larga como las aventuras amorosas que comenzaron a vivir siendo apenas unos niños, producto de una prolífica carrera que comenzó en la agrupación Salserín y que fue semilla de una fama que lo acompaña en el presente.

Durante una entrevista concedida al influencer venezolano, Hernando González (nandodelagente) en su programa de Youtube, los venezolanos Servando y Florentino dejaron al desnudo parte de su vida y se pasearon por sus excesos, el amor por la familia y su estrecha relación familiar y profesional.

Servando recuerda cuando chocó en un lujoso Mercedes recién comprado. Y aunque siendo joven no fumaba, ni tomaba, pues dice que era intolerante al alcohol, sí vivió los excesos propios de una fama a temprana edad. “Me dañé (con el alcohol) después de viejo”, señala entre risas.

“Me iba a comprar un McDonalds y no pude (…) Quería montar un McDonalds en El Valle, (zona popular de Caracas), tenía 17 años, ya había contratado a un abogado, pero no me dejaron porque tenía que ser mayor de 21 años y tenía que estar casada, quería invertir dinero, me lo habían recomendado”, recuerda Servando, ahora de 40 años.

El primer carro de Servando

Su primer carro fue un Camaro. “Después de haber pasado años a pie, para llegar a la escuela teníamos que caminar cuarenta cuadras, treinta estaciones de metro, en el primer momento fui y me compré un Camaro rojo, fue lo primero que hice, yo tenía catorce años, viviendo en El Valle, pero con mi Camaro”, dice Servando.

Florentino, por su parte, hoy con 39 años, recuerda que se gastó un cheque completo producto del pago de una gira en Salserín en una camioneta. “Busqué la camioneta más grande que encontré para ver si cabían mis panas y mi familia, una Autana, era para que cupiera mi familia entera, fui feliz, pelando bolas (sin dinero), pero feliz”, sonríe.

Una casa a su madre

Estando en la cúspide de la fama, en el año 98, le compraron una casa a su mamá, Sol Mussett, en Estados Unidos, dado que tenían contrato en ese país, donde Servando reside hace más de 15 años. “Mi mamá llora, nos dice, ‘coño hijo está muy bonita la casa, pero no la pueden montar en unos globitos y se la llevan a Caracas’ (…) En el 99 le pudimos comprar la casita en Caracas”, narra Florentino. “Mi mamá sabía maquillar la pobreza cantándonos, ella criando solo a cuatro carajitos, con 27 años”, reflexiona Servando.

Florentino, “un carrito chocón”

“Me llamaban el carrito chocón”, sonríe Florentino. En una oportunidad, para conquistar a una chica se compró un Porche horas antes de la cita, tenía 17 años… “Ese mismo día que lo compré, lo busqué en la agencia (…) La jeva (amiga) busca a darme un besito, con lengua incluida, de la emoción pego un coñazo (golpe) al carro (…) ese día gocé una bola”. Los hermanos Primera estrenaron el tema Te encontré durante el concierto virtual en Tu Cuarto el pasado 21 de febrero. (E)